Día contra la violencia de género

El pasado viernes 24 de noviembre celebramos el Día contra la Violencia de Género en el centro. Toda la comunidad educativa vinimos al instituto vestidos de negro y nos pusimos el lazo morado en la solapa en señal de luto por las mujeres fallecidas a causa de la violencia machista.
El alumnado de Educación Plástica preparó lo que llamamos “El Árbol del Recuerdo” con las siluetas de las mujeres asesinadas, sus nombres y la edad a la que las mataron.
Una presentación en la pantalla gigante de la entrada recordaba a las víctimas.
Toda la comunidad educativa del instituto junto con la del CEIP El Haya fuimos al polideportivo de Castañeda para realizar el acto central contra la violencia de género.
Fueron muchas las personas que hoy acompañaron a las comunidades educativas del CEIP El Haya y el IES Santa Cruz en su convocatoria contra la violencia de género, desde gente del pueblo hasta familiares del alumnado pasando por la corporación municipal; A todas ellas nuestra gratitud y nuestro convencimiento de que unidos acabaremos con la violencia contra la mujer.
En este acto se realizó la lectura del manifiesto siguiente:

MANIFIESTO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO DEL CEIP EL HAYA Y EL IES SANTA CRUZ DE CASTAÑEDA
24 de noviembre de 2017

La comunidad educativa de Castañeda: el CEIP El Haya y IES Santa Cruz junto con todas las personas que han querido sumarse a nuestra iniciativa, nos hemos reunido hoy para condenar con contundencia la violencia de género.
La violencia contra las mujeres es una de las más terribles violaciones de los derechos humanos y no afecta sólo a las víctimas, afecta a toda la sociedad que la alberga.
Hoy vestimos de negro y blanco como símbolos. Llevamos el negro en recuerdo a las 50 mujeres asesinadas, aquellas cuyos nombres están tristemente colgados de nuestro árbol del recuerdo y por otras muchas que sufren a diario a manos de sus agresores. Pero también vestimos de blanco, los niños y niñas del CEIP El Haya simbolizan la esperanza de que seamos capaces de construir una sociedad igualitaria. Una sociedad en la que las mujeres formen parte activa en todos los ámbitos, en la que las mujeres vean resueltos los problemas de conciliación de su vida laboral y personal, en la que las mujeres no sean presentadas como objetos de consumo, ni como princesas a las que proteger, ni como tesoros que codiciar. Una sociedad en la que se visibilice a las mujeres en todos los espacios sociales y en la que su voz, nuestra voz, se escuche al mismo volumen que la de los hombres.
Sabemos que esta sociedad no se consigue sólo con gestos como el de hoy, que debemos construirla entre todas las personas que formamos parte de ella, a través del respeto y esfuerzo diarios y también sabemos que la educación forma una parte fundamental de todo este proceso.
El camino hacia esa sociedad debe estar cimentado en el respeto y el maltrato no puede formar jamás parte de esta senda. Molière dijo una vez: “Nunca se entra por la violencia dentro de un corazón”. Desterremos la violencia y cultivemos el respeto, la igualdad y el amor para que sean nuestra brújula en el camino del cambio, hacia ese mañana en el que nuestro árbol del recuerdo no tenga ni una sola silueta colgando de sus ramas.

Ver fotos